1,2-Dicloroetano

Índice

El 1,2-dicloroetano (dicloruro de etileno, EDC) es un líquido incoloro, inflamable y tóxico con un olor similar al del cloroformo. Este compuesto químico pertenece a los hidrocarburos clorados.

Historia

El 1,2-dicloroetano fue sintetizado por primera vez en 1785 por cuatro químicos holandeses mediante una reacción del eteno con el cloro.

Propiedades

El 1,2-dicloroetano es un buen disolvente y agente de extracción. Es un líquido incoloro.

Peligros

El 1,2-dicloroetano es irritante para la piel, narcótico, mutágeno, carcinógeno y provoca daños en los órganos (hígado, riñón, sangre). También puede aumentar la tasa de prematuros y de mortinatos. Provoca envenenamiento si se ingiere y es cancerígeno. El 1,2-dicloroetano es altamente inflamable. Durante la combustión pueden producirse gases peligrosos. Las reacciones con metales alcalinos pueden provocar explosiones. El 1,2-dicloroetano es muy perjudicial para el medio ambiente y peligroso para el agua (clase de riesgo para el agua 3).

Producción y uso

La mayor parte del 1,2-dicloroetano se produce por cloración del eteno. El dicloroetano producido se utiliza para la producción de cloruro de vinilo. Se convierte en cloruro de vinilo y cloruro de hidrógeno por eliminación térmica. El 1,1,1-tricloroetano también se produce a partir del 1,2-dicloroetano. El 1,2-dicloroetano también se utiliza en decapantes de pintura, agentes antidetonantes en aditivos para combustibles, disolventes para resinas (sintéticas / naturales) y asfaltos y en el betún.

Descomposición por bacterias

Investigadores de la Universidad de Gante han conseguido aislar una cepa de bacterias que puede descomponer completamente el cancerígeno y tóxico 1,2-dicloroetano en pocos días. Los científicos decidieron dar a la cepa el nombre de Desulfitobacterium dichloroeliminans.